viernes, 19 de agosto de 2016

Sevilla F.C - R.C.D Español: Otro nuevo comienzo.




Si a alguien le asustan las alturas que ni se acerque esta temporada por Nervión, porque si en las últimas temporadas hemos cambiado a infinidad de jugadores lo de esta es el triple salto: media plantilla nueva y estilo totalmente diferente al anterior.

Mañana se abre una nueva Liga, una más donde el Sevilla parte con opciones de meterse entre los cuatro primeros además de la ilusionante participación en la Champions. Para ello la secretaría técnica ha decidido dejar el mando a Sampaoli, un argentino valiente, filósofo y que parece que no se arruga ante nadie independientemente de los palos que le den. Todo se debe de llevar con paciencia, sabiendo que el estilo es una cosa y el resultado otra y lo primero nunca debería de estar por encima de lo segundo. Mucho centrocampismo, poca pegada y problemas atrás así comenzamos la temporada, luego el balón pondrá a cada uno en su lugar, callará o no las bocas de los buitres y saldará cuentas.

El caso es que en la noche del sábado empieza todo de nuevo, como ya estamos acostumbrados, nos reciclamos tan rápido que no dejamos a la gente a que se hagan iluisones cuando ya se han desilusionado...  y eso en 2 partidos, cuando vayan 20 no sé qué será de ellos... o de nosotros. El caso es que el triple salto mortal conlleva unos sobrecostes y ese es el tiempo. El fútbol no da espacio ni siquiera para la lavar la ropa sucia de la pasada temporada, cuando la lavadora aún está húmeda ya se le está achacando al nuevo de turno que siga centrifugando y eso señores aficionados es imposible, por qué si una plantilla (de la que no hay nadie posterior a 2013) ha cambiado a la mitad de sus jugadores, lleva a cabo un sistema distinto y ha jugado contra Madrid y Barcelona no necesita tiempo, ¿entonces quién lo necesita?

Pero ya decimos que el tiempo en el fútbol va al revés, aquí se empieza por la jornada 38, se critica y se exige como si fuera el final de la temporada y cuando llegamos a las navidades la cosa se calma, la tormenta no pasa de chubasco y entonces es cuando de verdad comienza la Liga. Mientras tanto hay prisas, dramas que no supuran y bienaventurados que ya aventuran una temporada calamitosa.

Así que mañana empieza el suplicio, que ustedes lo disfruten.

Foto: sevillafc.es

jueves, 4 de agosto de 2016

No era Cafú



Se van jugadores a manadas cada año y no nos damos cuenta lo que dejan. Es tal la rapidez con la que pasan las cosas que en el momento de la calma, cuando te situas en ese impasse que hace que valores lo vivido te vuelve a golpear de nuevo otra final con otro título y no hay forma (y que no la haya) de frenar esta bendita rueda.

Lo mismo ocurre con los jugadores, parece que siempre serán tuyos hasta que de manera inesperada unos se van con pena y otros con más gloria de la soñada... y  así se fue Coke, sin hacer ruido, cuando todos estábamos esperando la llegada del delantero, llegó el mazazo de su venta, la marcha del capitán, de otro más que se va con los músculos más fuertes de la cantidad de títulos levantados.

Se ha ido con la despedida que se merece y que, por cierto, no han tenido ninguno de los que se han marchado este año incluído Emery. Como Martí, Navarro, Rakitic o Reyes, con el trozo de tela marcado en su antebrazo y el sentimiento por las nubes. Y se fue no sin levantar en algunos el comentario más rencoroso ni la apreciación más mísera de los que no le perdonaban que no fuera Cafú, aunque tal vez si lo hubiera sido, no habría tenido la capacidad y el compañerismo por bandera. La vida, que a veces te obliga a situarte en un lado de las cosas alejándote del otro. Pobre fútbol este, que sólo ve lo que ocurre en el campo, lo que salen en los medios, lo que dicen algunos... pero cada vez es más importante lo que no se ve: la psicología, el compañerismo, la motivación, la autoestima, y eso se gana en los entrenamientos y en el vestuario, se defiende allá donde no llegan los focos, donde nadie oye (a veces ni el entrenador).

Y ahí siempre estuvo Coke, cada vez que se le requería, en cada ocasión que el club lo necesitaba, en los momentos más débiles y en los grandes momentos. Coke era la normalidad, esa palabra rancia y descastada que no gusta en el fútbol porque no lleva tatuajes ni se pinta el pelo. Sólo ha rellenado dos portadas, en aquella noche de Basilea con sus dos goles y en su despedida... pero la mejor portada posible es la de la memoria y en esa siempre acaparará titulares para muchos sevillistas.

Te esperamos pronto. Recuerdos a Gelsenkirchen.


Foto. Getty. 

miércoles, 13 de julio de 2016

Fin de trayecto.




Para mí el sentimiento nunca fue un número. Han sido 24 años como pudieron ser 10 ó 15. Lo que sí sé seguro es que hasta aquí llegó. Tantas temporadas como dicen los carnés, números que bajaban cada año aunque nunca me creía más sevillista que el veinte mil, ni menos que el mil, cada uno es sevillista a su manera. Como ahora no sentiré menos el escudo por no ser socio.

En realidad, aunque parezca que no por mis escritos, me he ido alejando de ti despacio, sin prisas,  como queriéndome ir pero quedándome. Tal vez eso me ha hecho verte desde otra perspectiva, sin la cercanía que te ciega ni con la distancia que lo trivaliza.

Y me he ido cansando del fútbol, nadie me "ha retirado" o por decirlo de otro manera me he retirado yo mismo. Me he ido astiando y enfureciendo a marchas forzadas por la inutilidad de su origen y por la perseverancia de los que sólo ven números, rumores y diseños de camisetas. Me fui apartando en silencio hasta que lo dejé definitivamente.

Pero al Sevilla no podía dejarlo. Había una fuerza que me impedía no seguirle, no hablar de él por donde fuera, no alardear de él hasta en los sitios más hostiles, defenderle, quitarle importancia cuando lo requería el momento y seguir soñándolo cada noche. Pero el final estaba cantado que tenía que llegar. Bajé por última vez las escaleras de Gol Norte en el derby y supe que allí se acababa mi travesía. Ya no tendré que aguantar a ese aficionado de detrás que criticaba hasta el corte del césped, aunque a veces ese aficionado era yo mismo. Ni a ese que sentado a mi lado no paraba de gritar lo malos que eran todos...hasta que marcaban.

He estado en sitios donde jamás soñé que iba a estar. He nombrado ciudades que tan sólo deletreándolas componían una metéfora del áspero camino. He odiado el fútbol cada vez que te daba un revés, le he buscado un sentido en cada una de esas previas en las que se me subían hasta la nuez todas las noches sin dormir.

Enumerar todo lo vivido sería imposible. Lo fácil es acordarse de los títulos vividos, los ascensos o de algunos jugadores. Lo difícil es recordar aquel gol de Suker de vaselina y sin mirar a portería al Botev Plovdid, o la media chilena de Monchu ante el Barcelona o el seguro de vida que era David (todavía no se ha enterao, Adrián).

Y por supuesto me tengo que acordar de las personas que han estado conmigo en estos 24 años: mi abuelo, principio y razón de todo, mi tio Mario fiel escudero, mi hermano único que estuvo desde el inicio, compañero de fatigas y de glorias, como aquella caminata silenciosa después de que nos eliminara Osasuna, mi primo Adrián con el que convertía en una fiesta surrealista cada partido y mi cuña Inma roja y blanca, nunca mejor dicho.

Desde mi atalaya seguiré escribiendo crónicas, artículos y reflexiones. Hay un libro en la cabeza que espero que vaya tomando forma este verano.

Viva el Sevilla F.C


Foto de hdfondos.eu

jueves, 16 de junio de 2016

Andalucía ¿por sí? para el fútbol y la humanidad

En AltaNorte nos encanta Twitter (sígannos si aún no lo hacen @AltaNorte). Es un lugar virtual donde igual puedes aprender, dar lecciones o simplemente echarte unas risas. Esta red social tiene la ventaja de poder hablar con personas que no están a tu alcance fácilmente por el mero hecho geográfico.

Existe un enfrentamiento continuo entre tuiteros de distintos equipos y provincias sobre el fútbol. Algo habitual. En un gran porcentaje, descubres que son seguidores del equipo de su ciudad y después del Madrid, Barcelona y Atlético. O simplemente sólo lo son de estos tres últimos.

Peñas del Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid en provincias de Andalucía

Es muy difícil calcular cuántos aficionados existen de un equipo. Nadie va llamando puerta por puerta y apuntando en un papel. Pero hemos tenido en cuenta el número de peñas de aficionados como un dato objetivo. Seguramente nos equivoquemos, esto no es algo exacto. Pero nos podemos hacer una idea ¿o no?

En Andalucía existen 705 peñas en total de estos tres equipos. El Real Madrid es el que más tiene, 455 peñas. En segundo lugar, el FC Barcelona a una gran distancia, 175. Y en último lugar, el Atlético de Madrid con 76 peñas.

Fuentes: La Vanguardia y As.com. Mayo y noviembre de 2015

Todas las provincias no tienen el mismo número de habitantes, así que sería conveniente contextualizar para saber qué grado de afición hay en cada una de las ocho hermanas andaluzas. Para ello hemos dividido el número de habitantes por el número de peñas, de este modo se saca una cifra que sería algo parecido a cuántas personas harían falta para fundar una peña.

La provincia que más gente sería necesario, y por tanto más difícil, para crear una peña es Sevilla. Harían falta casi 65.000 personas. En segundo lugar estarían casi empatadas Málaga y Cádiz, con unas 20.000 personas aproximadamente. Tras ellas, Almería y Huelva, no llegando a 9.000 habitantes por peña. Granada necesitaría tan sólo 7.000 habitantes para tener una peña. Córdoba tendría 6.000 cordobeses por peña. Por último, Jaén, con 4.800 habitantes por peña, sería la que mayor porcentaje de peñas/población habría en Andalucía.

Mapa andaluz con los equipos que han jugado al menos una temporada en Primera División

Cada uno puede ser del equipo que quiera, que le inculquen, o el que le diga la tele. Pero como sevillanos, nosotros siempre defendemos ser del equipo de tu tierra. No entendemos como, existiendo equipos históricos en las categorías profesionales del fútbol español, se tiende a animar a los equipos más grandes y abandonando al equipo de tu tierra. Luego pasa lo que pasa con casos como el Decano, el club más antiguo de España ahogándose en Segunda B, que por cierto, ánimo a los recreativistas.

Sabemos que los que son realmente fieles sólo al escudo de su ciudad, defienden a muerte sus colores. Porque sólo entienden de fidelidad a un club, porque representa a la ciudad que aman. Que luchan porque su equipo sea más grande y no celebrar los triunfos y los fracasos de otros.

Lo digo tal como lo pienso y lo siento. Estoy orgulloso que Sevilla sea la provincia con menos peñas de esos equipos. Me alegra saber que, aunque es evidente que haya aficionados de otros clubes, la mayoría somos del Sevilla o del Betis. Y así debe ser siempre.

Sería interesante investigar las peñas de los equipos andaluces en sus provincias en comparación con las peñas de Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid.

Pero eso da para otro post completo.

lunes, 13 de junio de 2016

Sampaoli, un loco cuerdo para el banquillo sevillista (@RASAMA_)


Soy un enamorado de Sampaoli, técnico que supe de él gracias a aquella U de Chile de los años 2011 y 2012 que maravilló a toda Sudamérica y a mi en particular, aquellos 2 años no me perdía ningún partido de la U, madrugadas mirando embelesado como aquel enano calvito movía a aquellos jugadores, desconocidos entonces, sobre el campo con la única intención de atacar y atacar y si quedaba algo volver a atacar la meta contraria de mil maneras diferentes, era un espectáculo, por suerte ese espectáculo táctico lo vamos a poder disfrutar en nuestra casa, en nuestro Ramón Sánchez-Pizjuán, os aseguro diversión al máximo.

Jorge Sampaoli un enamorado de Bielsa, aunque no es una copia barata de su paisano argentino, tácticamente para mi es mucho mejor y su forma de jugar mucho mas flexible, a veces mucho mas loca, aunque con una misma filosofía, solo se gana atacando la portería rival.

Es difícil analizar los equipos de Sampaoli, por no decir imposible, no encasillen al de Casilda (Santa Fe) en un sistema o esquema de juego porque os volveríais loco.

Obsesivo, serio en el trabajo, una de sus frases es “con trabajo se consigue todo” estudioso hasta el más mínimo detalle del rival, buscador paranoico de la perfección, obsesionado con tenerlo todo bajo control, minucioso en los entrenos, si algo no sale se repite, se repite y se vuelve a repetir, incansable.

Amante del futbol de ataque, de querer la pelota pero de quererla para ir arriba nada de lo que yo llamo tonti-toque, de un futbol atrevido, intenso, de presión asfixiante arriba, lleva a sus jugadores al límite de lo físico, de atacar y atacar al rival.

No tiene lo que conocemos aquí como un esquema o un sistema de juego, para él por encima de dibujos lo más importante es la filosofía de juego, las formas, sus sistemas de juego son asimétricos, lo mismo parece un 4-1-3-2, que un 3-5-2. Cuando crees que has dado con su esquema, te descuelga un lateral, te mete al otro por el centro, te adelanta un mediocentro a falso 9 y te saca un punta a banda. Y ya te has vuelto a perder, una bendita locura para los amantes del fútbol táctico. Conforme va leyendo el partido va desordenando al equipo en ataque y ordenándolo en defensa, si los jugadores asimilan toda esa locura, a veces esquizofrénica, el disfrute tanto de ellos como de los que los ven jugar llega a ser mágico. 

Todo ideado para crear fútbol y atacar. Para ello utiliza muchas posiciones, muchos movimientos de futbolistas sobre el campo. Una de sus “locuras” es poner a mediocentros de central para ganar en salida de balón. Su idea de fútbol, la que defiende y ejecuta es pensar mas en mirar la portería contraria que la propia, algo que como hemos dicho antes, va mucho mas allá de un dibujo táctico, no tiene miedo a perder en los partidos, todo está pensado y trabajado para la victoria, lo que a veces le lleva a una maravillosa locura de cambios tácticos y movimientos de jugadores, magnífico estratega, mente privilegiada para buscar espacios por donde atacar al rival, si para eso necesita cambiar de sistema o de jugadores 600 veces se cambia, la portería rival siempre es el objetivo.

Una frase suya me gustaría rescatar para acabar; una frase que no se queda sólo en una frase sino que lo lleva a la práctica: “Jugamos por un escudo y por una camiseta y ese escudo y esa camiseta hay que defenderla a muerte”.

Disfruten del espectáculo, Sampa ya está aquí.

Texto redactado por Raúl (@RASAMA_)
Foto de Kiko Hurtado para Marca.com

miércoles, 8 de junio de 2016

El fin de todo (sobre Monchi)


De todos los grupos de personajes que pululan por el mundo del fútbol, a mí los que más me gustan son los catastrofistas. Los que te dicen que todo lo que ocurre es lo peor que ha ocurrido, que es el final de todo lo bueno conocido. Viene todo a cuento por la no salida de Monchi de la semana pasada, ya saben el drama que se formó, las lágrimas que ya todos tenían en los pañuelos cuando aún no se sabía oficialmente nada... bueno miento, los pseudoperiodistas y gurús sí lo sabían, seguramente antes que el propio Monchi.

Como era de esperar, porque twitter nunca falla a estas citas, las redes se llenaron de rumores, de amigos que conocían a un amigo que estaba cenando en el Vip con el director deportivo, a otros que conocían a la mujer de Monchi y que estaba harta y otros que ya veían en la decisión una pelea de familias sevillistas por auparse al sillón presidencial, todo esto lo coge George R.R Martín y Juego de Tronos se le queda en pañales.

Pero ya en serio, este es el "fútbol" que hemos creado. Todo el mundo tiene su propia razón, porque es tal el nivel de vicio de este deporte, que da igual que Monchi diga que se quería ir por agotamiento, nadie se lo creía, todos pensaban que había una oferta detrás o una pelea con algún consejero. En este mierda de mundo (del fútbol) a cada vez menos personas le importa lo que digas, siempre van a pensar que hay un motivo oculto por el que tomas la decisión. Y antes de creernos a Monchi, al que no se le puede poner en duda su profesionalidad y sevillismo, vamos a inventar que algo queda.

Y todo era tan simple que abochorna el ruido que se formó. El problema es que una explicación tan sencilla ya no cabe en el mundo del fútbol, ¿cómo va a estar alguien agotado con el sueldo y el trabajo privilegiado que tiene? ¿Cómo se va a querer ir sólo por eso?

Luego están las formas y el momento, equivocados como el propio Monchi dijo, las explicaciones que tardaron en llegar, las reuniones que no se terminaban y los periódicos que ya le habían despedido antes de irse...me recordó a una anécdota de Tony Leblanc, el cual yendo en un taxi escuchó la noticia de su propia muerte... y él le dijo al taxista que no sabía si era verdad.

Cómo de retratados nos quedamos (nosotros y el fútbol) cuando aparecen este tipo de noticias, con qué angustias nos tomamos la marcha de alguien, que después de 15 años como director deportivo se merece irse algún día y por la puerta grande, qué apocalipsis vendría sin él, ¿peor que los dos descensos cuando agonizaba el siglo XX? ¿peor que confiar en unos estructuras sólidas debidamente demostradas cuando nos dejó el entrenador de cuyo nombre no quiero acordarme o cuándo entró en prisión Del Nido?

Terminaré con una anécdota de la final de Glasgow. Un seguidor mayor, perico, ve llorar a un joven por la final perdida. El hombre mayor le dice, "no llores, piensa que tú volverás a ver un partido así, yo a mis 85 años no volveré a ver ninguno"

El fútbol no es un drama no lo convirtamos tampoco en una tragedia.



jueves, 26 de mayo de 2016

Sentir para contarlo: F.C Barcelona - Sevilla F.C


Aunque aún no haya pasado ni una semana de aquella final perdida, ya nos da una perspectiva el tiempo de todo lo conseguido y de lo que no. De aquello que tocamos con las manos y de lo otro que se nos escapó. Hay un orgullo de ser sevillista y dentro de ese orgullo entra también lo crítico y exigente que somos, porque dejamos con vida al Barcelona cuando teníamos superioridad, no fuimos inteligentes, no nos quedaban fuerzas y se nos fueron las esperanzas con la expulsión de Banega.

Era muy difícil afrontar dos finales en una misma semana, pero quizá refrescar al equipo en la segunda parte o incluso en la prórroga nos hubiera dada el aliento sufciente como para poner contra las cuerdas a los culés. El Sevilla, el equipo que más partidos ha jugado en Europa, llega a su último encuentro, a una prórroga, y no hace los 3 cambios. No es comprensible.

Y todo esto está en el debe y el haber del sevillista, una temporada con dos finales, con un nuevo título de UEFA, pero queremos más, debemos querer más, debemos apretar las tuercas hasta que el límite de nuestra cordura nos diga basta. Y nada de ello empaña el año vivido, nada de esto impide a los criticos valorar por un lado el trabajo y esfuerzo de la plantilla y a la vez sacarle los colores por según qué decisiones. Ambas cosas caben en el mismo sentimiento.

Porque precisamente nuestro sevillismo no es un sentimiento vacío ni desnudo, nos nos conformamos simplemente con ser sevillistas como otros. Nosotros queremos ganar, no decir aquello de "no depende de victorias", que aunque sea una frase hecha, tiene un trasfondo de inconformismo y derrota que apesta. Y es por ello que hemos llegado donde hoy estamos, porque a pesar de lo conseguido que ha sido una brutalidad, seguimos poniendo "peros", seguimos ajustando cuentas, seguimos construyendo sevillismo.

Y la maquinaria funciona así, nadie quería perder ante el Barcelona, nos nos conformábamos con un derrota pirríca o una victoria moral, todos íbamos a una, a ganar, a competir, a luchar hasta que las gargantas callasen y las banderas se desinflaran.

Para que nunca dejemos de sentir lo que contamos.

Nos vemos en Agosto.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Rumores y fichajes. Temporada 2016/2017


Fichajes del Sevilla FC y rumores que suenan para la temporada 2016/2017
(Este post se irá actualizando a lo largo del verano)

FICHAJES:

Pablo Sarabia (24) Español. Centrocampista
 Hiroshi Kiyotake (26) Japonés. Centrocampista
Matías Kranevitter (23) Argentino. Centrocampista

RUMORES: 

  1. Ben Arfa (29) Francés. Centrocampista - extremo (Niza)
  2. Alen Halilovic (18) Croata. Centrocamposta (Barça)
  3. Jozabed (25) Español. Centrocampista (Rayo)
  4. Denis Cheryshev (25) Hispano-Ruso. Centrocampista (Real Madrid)
  5. Dennis Praet (22) Belga. Centrocampista (Anderlecht)
  6. Lucas Pérez (27) Español. Delantero (Deportivo de la Coruña)
  7. Leonardo Bittencourt (22) Alemán. Medio-Extremo (Colonia)
  8. Lucas Digne (22) Francés. Lateral (PSG)
  9. Djibril Sidibé (23) Francés. Lateral. (Lille)
  10. Arthur Masuaku (22) Francés. Lateral (Olympiakos)
  11. Raphael Guerreiro (22) Portugués/Francés. Lateral (Lorient)
  12. Sven Kums (28) Belga. Centrocampista (Gante)
  13. Benjamin Bourigeaud (22) Francés. Centrocampista. (Lens) 
  14. Aleix Vidal (26) Español. Lateral (FC Barcelona)
  15. Gastón Ramírez (25) Uruguayo. Mediapunta (Southampton)
  16. Luis Alberto (23) Español. Centrocampista (Liverpool)
  17. Nicolás NKolou (26) Camerunés. Defensa (Marsella)
  18. Miguel Veloso (30) Portugués. Centrocampista (Dinamo Kiev)
  19. Jorge Meré (19) Español. Defensa (Sporting)
  20. Marco Asensio (20) Español. Centrocampista (Espanyol)
  21. Mateo Kovacic (22) Croata. Centrocampista (Real Madrid)
  22. Michy Batshuayi (22) Belga. Delantero (Olympique Marsella)
  23. Nestor Araújo (24) Mejicano. Defensa (Santos)
  24. José Luis Morales (28) Español. Centrocampista (Levante)
  25. Diego Alves (30) Brasileño. Portero (Valencia)
  26. Arkadiusz Milik (22) Polaco. Delantero (Ajax)
  27. Marc Bartra (25) Español. Defensa (Barcelona)
  28. Douglas (25) Brasileño. Defensa (Barcelona)
  29. Amadou Diawara (18) Guineano. Centrocampista (Bolonia)
  30. Hiroshi Kiyotake (26) Japonés. Centrocampista (Hannover)
  31. Keko (24) Español. Centrocampista (Eibar) 
  32. Ben Yedder (25) Francés. Delantero (Toulouse)
  33. Paulo Henrique Ganso (26) Brasileño. Centrocampista (Sao Paulo) 
  34. Mariano Díaz Mejía (22) Dominicano. Delantero (Real Madrid)
  35. Carles Gil (23) Español. Centrocampista (Aston Vila)
  36. Feghouli (26) Francés. Centrocampista (Valencia)
  37. Lys Mousset (20) Francés. Mediapunta (Le Havre)
  38. Manolo Gabbiadini (24) Italiano. Delantero (Nápoles)
  39. Rodrigo Caio (22) Brasileño. Defensa (Sao Paulo)
  40. Keita Baldé (21) Senegalés-español. Delantero (Lazio)
  41. Rómulo (25) Brasileño. Centrocampista (Spartak de Moscú)
  42. Dentinho (27) Brasileño. Centrocampista (Shakhtar Doneskt)
  43. Roque Mesa (27) Español. Centrocampista (Las Palmas)
  44. Jesé Rodríguez (23) Español. Delantero (Real Madrid)
  45. Pablo Sarabia (24) Español. Centrocampista (Getafe)
  46. Fabián Castillo (23) Colombiano. Delantero (FC Dallas)
  47. Quique Sánchez Flores (51) Español. Entrenador (Watford)
  48. Gustavo Gómez (23) Paraguayo. Defensa (Lanús)
  49. Jorge Sampaoli (56) Argentino. Entrenador (Selección de Chile)
  50. Sébastien Corchia (25) Francés. Defensa (Lille)
  51. Manuel Pellegrini (62) Chileno. Entrenador (Manchester City) 
  52. Laurent Blanc (50) Francés. Entrenador (PSG)
  53. Rudi García (52) Francés. Entrenador (Roma)
  54. Adam Ounas (19) Francés. Centrocampista (Bordeaux)
  55. Tino-Sven Susic (24) Bosnio. Centrocampista (Hajduk Split)
  56. Oliver Torres (21) Español. Centrocampista (Atlético de Madrid)
  57. Nacho Fernández (26) Español. Defensa (Real Madrid)
  58. Florin Andone (23) Rumano. Delantero (Córdoba)
  59. Charles Aránguiz (27) Chileno. Centrocampista (Bayer Leverkusen)
  60. Muricio Isla (26) Chileno. Defensa (Olympique de Marsella)
  61. Luciano Vietto (22) Argentino. Delantero (Atlético de Madrid)
  62. *Falta actualizar*

martes, 24 de mayo de 2016

Tu carita plateada


"Luna de mayo* que baña
con su luz la noche oscura.
Dejando, así, tu dulzura
con tu carita plateada..."
Pablo Neruda

El genial poeta chileno escribió realmente este poeta a marzo*, pero con el permiso a los campeones, tiendo a cambiar de mes para revivir las glorias sevillistas cuando la primavera está en todo su apogeo. Todo ocurre en esta estación el año. ¡Ay, Sevilla sin primavera!

Tu carita plateada se paseó de nuevo por la ciudad que te ama. La Giralda presume orgullosa de ver cómo los sueños de sus hijos renacen de nuevo en la fuente Híspalis de la Puerta Jerez. ¿Dónde se acabará esta ilusión maldita? ¿Será una de las doce pruebas que Obelix tuvo que soportar cómo Mannekenpix, el cocinero de los Titanes, preparaba su festín? No tenemos fin en este hambre voraz.

"Sentir…que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada,
errante en las sombras,
te busca y te nombra."
Gabriel García Márquez

Tu carita plateada nos busca, nos nombra, nos encontró errante entre las sombras. Entre tanto camino roto y tanto sevillismo que luchaba por no sentirse herido en el orgullo de perder lo poco que teníamos.

Y si nuestra vida pasa como un tren sin parada en el andén que grita "IN ICTU OCULI" como el anuncio del "Geropa" del Renault Clio de 1996, hace veinte años. Y veinte años son nada. Pero hace dos décadas pasábamos una enorme crisis que ya quisiera ver a muchos que nos llaman "sevillistas de finales" o "lo vuestro es un chupito". Dame pan holandés, escocés, italiano, polaco o suizo; y dime tonto.

"Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar."
Antonio Machado

No olvidemos nunca el camino de donde venimos, el camino es sólo nuestro. No fue fácil llegar donde estamos ahora, en ese estado de felicidad perpetuo que ya quisiera el Dios Momo cuando se mofa de todo aquello que se mueve. Pero que si hay que volver a pisar el fango, aquel de aquella senda, cuenta conmigo. Que yo por ti, Sevilla, a donde me quieras llevar.

"¡Viva el Sevilla!"
Con la voz de mi abuelo.

jueves, 19 de mayo de 2016

Liverpool F.C - Sevilla F.C: El sentido de la sangre.


Fluía todo como de costumbre, con los nervios típicos de la época y pensando en la resaca del después. Había parches de sevillismo derretidos por las calles de Basilea buscando una piel donde agarrarse. Se renovaba la sangre en los aledaños y se esparcía el clamor en los vomitorios.

Fue como empezar de nuevo desde Eindhoven, vivir lo repetido, alimentar el gorgoteo de cada ciudad y hacerla nuestra. Se presumía en el clamor de la gente, donde bullía a cada gramo un sevillismo perenne, una lluvia de Glasgow, un sueño sin normas.

Pero, qué fácil acordarse de los buenos momentos, seguir enriqueciendo la locura...y dejar a un lado la antigua arena seca de los domingos. La que comieron nuestros padres y abuelos que siguieron enarbolando una bandera sin títulos en las vitrinas y licuando la sangre de sus hijos y nietos sin importarle lo que vendría después, simplemente por el puro y necesario sentimiento de pervivencia.

Soñé el partido sin prisas, ateniéndome a unas malas sensaciones previas y al facilón argumento de "siempre no vamos a ganar" y seguí pensando en ello hasta la segunda parte. El monumento al fútbol de los de Emery, el aquelarre de un profesional como Coke, al que por fin, ¡¡por fin!! hoy se le tendrá en los libros de la memoria sevillista...pero lo que no saben algunos es que Coke ha hecho más aún por el Sevilla, y ya es decir, que los dos goles de ayer.

Y la sangre seguía corriendo, galopaba hacia el 5º título de UEFA, ¿parece fácil verdad? ¿Inimaginable, histórico... y normal? Volver a verte de rojo por las calles, esperar tu encuentro tras la penumbra de las banderas, subirme a las alas de tus caídos que animan desde arriba y volver a presumir de ti por donde vaya, allá donde pise, donde la vida me lleve y continuar con esta sangre viciada de esta dolencia cardíaca llamada Sevilla F.C.

Foto: Antonio Pizarro. Diario de Sevilla.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Liverpool F.C - Sevilla F.C: La cúpula de los nervios.




Comienza la rutina de los nervios. Desde el mismo día que supimos que jugaríamos otra final ya cosquilleaban en el estómago como pequeños monstruos a los que alimentar a cada hora. Siguió después del último partido de Liga, sin importancia para los nuestros ya que teníamos la cabeza metida de lleno en Basilea. Se va llenando de nervios la nevera de tantas y tantas barrigas sevillistas. Se aglutinan los nervios de los principiantes con los de aquellos que yan han vivido esto por quinta vez. Se vuelve a atascar la espera de lo irremediable.

Y mientras todo eso va andando, de nuevo ante un nuevo reto, el más difícil todavía. 2 finales en una semana, ¿alguien da más? Vuelve el Sevilla a la que ha sido su casa en los últimos años, una final de UEFA. Volver es no irse nunca, repetir lo indescriptible, rememorar lo soñado, enaltecer a los que se fueron. Sevilla enseña de qué color está hecho un sentimiento europeo que nos han clavado en la yugular, nos lo han inscrito en las entrañas más profundas del hambre, en esos días en los que pasamos las noches solitarias sin un jueves que echarnos a la boca.

Habrá un rival inmenso con el que luchar, un dinosaurio en bruto, una leyenda futbolística. Habrá una marea roja incluso más grande que la nuestra, pero nosotros la aliñaremos con el blanco inmaculado de una pasión que no se cura, de un sinsentido que no busca significado más allá de tres letras, un himno y una afición.

Hay que ver la manía que has cogido en los últimos años, empeñarte en llenarnos una cúpula de nervios cada vez que llega Mayo, los iremos deshilachando, iremos componiendo ovillos sevillistas, e intentaremos entretejer cántico tras cántico, el quinto vestido de nuestro armario.



Foto. Toni Rodríguez. Diario AS

viernes, 6 de mayo de 2016

Sevilla F.C - Shakthar Donetsk. Un monstruo de 5 cabezas.


Decía ayer Monchi, recien terminado el partido que hemos creado un monstruo. Un monstruo de 5 cabezas, tantas como finales llevamos. Un monstruo con sus tentáculos, las otras finales de copa o supercopa que ya no sabemos en qué almacén del cerebro guardarlas.

Pero qué os voy a decir que ustedes no sepáis. Un día quise dormir contigo para mirarte hasta donde me alcanzara la mirada, pero nunca me imaginé la profundidad que tenías, la lejanía a la que me llevabas. Y son 10 años, tantos y tan pocos, una minúscula parte de tu historia. La mayoría sufriendo porque nada se consigue sin ello, nadie dijo que fuera fácil. Es un don que te engendraron hace tiempo, por el cual las cosas más difíciles las haces sencillas y entonces todo parece alcanzable, como si lo conseguido nos hubiera caído de la nada, del espacio opaco que creamos en Nervión, para que cualquier ataque nos resbale y las alabanzas las driblemos cada domingo.

Hablar de ayer sería como hacerlo de otros jueves, como un deja vu continuo, que nos lleva y nos trae constantemente al mismo punto, a una ciudad, a otra final. Hablar de Gameiro sobra porque es uno de los elementos diferenciadores, es gol pero también es trabajo y paciencia. Señalar a otros tantos como N'Zonzi fiel reflejo de la trayectoria del equipo, pequeño al inicio y gigante al final o de Vitolo, músculo por excelencia y con Banega se agotaron los adjetivos. Y sigue habiendo más nombres, dos de ellos a destacar, uno el capitán Coke. En la sombra más fría, bajo las críticas más sibilinas renace el vallecano, sabe el por qué está aquí, para qué le requieren y cumple mejor que otros que vinieron con la estrella puesta. Y lógicamente Emery, tirado al barro cientos y cientos de veces, criticado (con razón a veces y sin razón también y sin medida).

Pero aún queda lo mejor, Basilea. Ya se ve el Liverpool en el horizonte. Se atisba un escenario fantástico, un colorido que destiñe cualquier corazón tranquilo y de nuevo una afición en la espera, la espina dorsal del equipo, la del aliento incesante y el suspiro perpetuo, la de la voz del abuelo y la mirada del niño, la que crea, cree y destruye con conocimiento de causa. Un sevillismo que habla.

Foto: Manuel Gómez. El Correo de Andalucía.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Sevilla F.C - Shakhtar Donetsk: Europa nos espera.




Europa está impaciente por la noche que le espera. Europa está expectante por saber si unos de sus hijos más preciados vuelve a la final, a su quinta final de UEFA. Pocos habrá en el viejo continente que puedan vivir con tanta pasión esta Europa nuestra que está entre nosotros.

Se engalanarán los balcones, se irá de fiesta la primavera si allá por la media noche podemos celebrar el pase a Basilea. Se tenderán sobre cien cuerdas los corazones sevillistas para que estén secos y poderles las enaguas roja y blancas.

Pero antes de que todo eso ocurra mañana hay que solventar la eliminatoria. Gran resultado el de la ida pero cuidado, los ucranianos tienen más nombres sobre el campo que el que tiene su equipo en Europa.Taison, Marlos, Kovalenko... Ni mucho menos será fácil (han ganado todos sus encuentros como visitantes). Sus bandas son rapidísimas y su juego coge una velocidad que te vuelve loco, a nosotros en la ida nos desbarataron en un momento... menos mal que salió el Sevilla de las grandes noches para enmendarlo. Así que las lanzas altas y dispuestas. 90 minutos quedan, ojalá que no sean más. Y si lo son, que  lo sean, hemos aprendido a sufrir, tenemos el doctorado en fortaleza coronaria.

Estamos casi en cuadro, con las bandas cogidas con alfileres, dependiendo sólo de Gameiro arriba y con un físico que debe de exprimirse al máximo y dar el resto en los pocos (pero claves) partidos que quedan. 

 Y por si había poco para pasar a la final, nos conmovió la grave lesión de Krhon - Dheli, jugador fundamental, todoterreno que estará fuera mucho tiempo, por él deben de salir las ganas cuando las fuerzas desaparezcan. Todos han contribuido a llegar hasta aquí. Es de justicia brindarle al danés el camino a Basilea.


Foto  vista en javisfc.com

lunes, 25 de abril de 2016

Sevilla F.C - R. Betis: Sí que se lió.



Los sevillistas ganan un derby más a medio gas.
 
Sevilla F.C 2 - 0 R. Betis
Gameiro
Coke


Reflexiones positivasReflexiones negativas

  • Parece que está escrito en el guión de los últimos años que el derby, se den las circunstancias que se den, siempre cae de nuestro lado. Pero lógicamente no es casualidad. No lo es tener a un matador del área como es Gameiro, ni lo es que haya jugadores que, superando el cachondeo de parte de su afición, salgan al campo a darlo todo y encima a marcar un golazo como el de Coke o que aún jugando unos cuantos minutos presionen al máximo, como Iborra. 
  •  Pero también es justo mencionar los buenos partidos que le estamos viendo a Escudero, cómo se prodiga en ataque y cómo se las ingenia para defender, a veces con dos rivales encarándolos.
  • Y se ganó con la 5º marcha puesta, pensando en el jueves más que en el derby. Sabiéndose superiores al rival. Con lo mínimo. Y se lió pero en grande, aquellos que auguraban que se vería "un poema" en Nervión si no ganábamos, bien que lo vieron pero vestido de verdiblanco y con la rima entre las piernas.
  • Pero como dijimos el equipo jugó a medio gas. Lento, con demasiada parsimonia, tal vez por la calor, por el césped seco y por tener la mente en la UEFA. Se adoleció de ideas, ni Reyes fue el de todos los derbys (salía de una lesión) ni Konoplyanka desbordó como quisiéramos. Eso hizo imposible meterle velocidad al encuentro.Ver un partido más vivo y más intenso... ¿será el ritmo que nos espera en los próximos derbys?
  •  












Foto de Ramón Navarro.



Puntuaciones*
*Las puntuaciones van del 0 al 3

Rico 1
Mariano 2
Kolo 2
Carriço 2
Escudero 2

Krycho 2
N'zonzi 2
Reyes 1
Konoplyanka 1

Banega 2
Gameiro 2

Coke 2
Iborra 1
Krohn Dheli 1

sábado, 23 de abril de 2016

Sevilla F.C - R. Betis: El equipo que fue jueves.


Bajan las aguas tensas y expectantes ante lo que pueda ocurrir mañana. Hay una parte de la ciudad que ya ha terminado la temporada y que quiere redondearla con una victoria y está la otra mitad que mira al Jueves de frente y con apenas algún pestañeo.

Tal vez haya un optimismo exagerado en un lado y un pesimismo igual de extremo en el otro. De cara al derby hablo. Los comentarios que se leen y se escuhan son sacados de posiciones radicales en las que unos para darle más importancia al choque dicen que se va a liar como los béticos ganen en Nervión y los otros restan importancia al encuentro... pero también piensan que habrá música de viento si los sevillistas no se hacen con la victoria.

Es una manera de ver el fútbol desde las entrañas y la sensibilidad, sin querer que se le toque un pelo ni que se diga la más mínima tontería a tu equipo del alma (qué sería de nosotros si esa misma pasión, energía y fuerza la pusiéramos en otras cosas más importantes). Pero es, en parte, en lo que hemos convertido este deporte. El fútbol ya es lo de menos, lo importante es discutir, hablar y hablar y más hablar y crear una guerra donde no hay ni ejército con el que combatir. Y como debate futbolístico no puede haber dado la distancia sideral, vamos a inventarnos alguna estupidez para tener entretenida a la gente.

Y resulta que llega el derby y 4 días más tarde hay unas semifinales esperándonos en la esquina y entonces el partido de mañana pasa a un segundo plano y la gente se irrita por decir esto, se descafeína el partido por la costumbre nuestra en los últimos años de jugarnos la vida los jueves. Y eso no quiere decir, ni mucho menos, que nos de igual ganar que perder mañana. Queremos ganar lógicamente, pero que se enteren algunos ya, que ni el Betis es rival nuestro (desde hace unos cuantos años) ni la Liga es ya nuestra competición (daremos el mínimo para quedar 7ª pero poco más).

Y al que quiera liarla, mañana en Nervión a las 16h. A ver quién lía a quién. 


Foto vista en Orgullo de Nervión.