jueves, 27 de abril de 2017

Abril




Abril para vivir, Abril para sentir, Abril para soñar que cantaba Carlos Cano. Abril el mes de Sevilla, aquel donde se rocían las paredes con enredaderas de otros siglos, tiempo en el que se precipitan los sofocos y se amalgaman los recuerdos. Época de soles que no marcan, de lluvias que no mojan, de goles que no dejan de subir al marcador eterno.

Abril se fue hace ya muchos años, pasó dejando un rebufo de flores secas, de colores desteñidos, de alivio del día después. Se nos esfumaron los reproches, se esquilmaron las avaricias y fuimos afeitando el futuro.

Dejamos litros de historia desparramados por las calles para que el alma no se perdiera entre los dientes. Embalsamamos cada derrota pensando siempre que era la última y 11 años después aún no hemos perdido.

Y hoy vuelver a ser Feria en Nervión. Día de partido y de nostalgia. Hoy no habrá prórroga que enlate ninguna gesta ni terremoto que descabalgue las gradas pero sí 3 puntos que nos hagan pelear por la clase business de la Champions. Rondará en el aire la zurda que nos da de comer en los días más lúgubres y volveremos a jugar con la canilla para rebobinar una y mil veces esa rueda que devino en plata hueca donde el vacío de Abril barruntaba el eco sordo de la gloria.

Foto vista en Orgullo de Nervión.


sábado, 1 de abril de 2017

Ya no es primavera


Ya se fue el sol de la victoria, ahora se ha instalado una neblina china sumada a la tormenta Monchi que amainó por fin ayer lo que nos obliga primero a degustar sus éxitos y posteriormente a seguir dando pasos que alarguen el camino triunfal.

Y que llegue ya el fútbol por favor. Que se alejen portadas, rumores, ventas de acciones y demás temas extradeportivos que sólo hace desviar el punto de mira. Que llegue el domingo repintado de victoria que es lo que hace falta para calmar los ánimos y volver a creer en la tercera plaza.

De paso que regrese la frescura en las piernas y en las cabezas, que se olvide el manoseo del balón, la posesión ficticia y retomemos las bandas, el ataque y la solvencia. Esperemos ver a un N'zonzi que alargue sus piernas allá donde otros no lleguen, a un Nasri más centrado y menos infantil y por qué no a un Mudo Vázquez que demuestre que la templanza no está reñida con el sacrificio. La estabilidad en la línea defensiva sería otro aspecto a recuperar pero dadas las bajas será imposible en los próximos partidos.

Sólo han hecho falta dos empates y una eliminación inesperada para que nos demos cuenta lo rápido que se cae el castillo en el mundo del fútbol. El Dios Sampaoli no llega ahora ni a monaguillo de barrio, le llueven críticas por coherencia de sus críticos originales y por moda de los aficionados que pasaban por aquí. Ahora tienen, tenemos, 10 partidos para: demostrar que esa temporada histórica no era un bluf; para acercar el fútbol a la gente y que se olviden por momentos de todo lo que lo rodea que sólo intenta buscar el desequilibrio que nos despeñe de la Champions.

Es la hora del fútbol, es hora de que vuelva el sol a crear la primavera en Nervión.


Foto eldesmarque.com

jueves, 16 de marzo de 2017

Se va el vapor


Era imposible escribir con la bilis rodeándote el cuerpo tras la dolorosa eliminación del martes. Con el corazón desperdiciado por todas partes sin encontrar un minúsculo sentido para elaborar un mínima reflexión.

Hacía tiempo que el cabreo no se instalaba en Nervión. El cortocircuito del equipo y también de su entrenador se convirtió en eclosión el martes donde todo lo que puedo salir mal, salió mal. Porque el problema se veía venir desde hace semanas. Desque aquellos partidos que ganábamos no por nuestra presión asfixiante ni por las oportunidades creadas, sino por el balón parado, por una buena actuación del portero o por la inercia ganadora. Se dejaba ver que no nos estaba sirviendo el tonteo mediocampista que crea un peligro de ficción, aquel que parece que atacas pero sólo te paseas por el área sin que nadie tenga la cruel osadía de tirar a puerta.

Si a todo ese gazpacho de sensaciones se le une la apatía y desidia de los jugadores el caldo nos sale evaporado. Porque es en los partidos de nivel cuando se ve si un equipo, una plantilla o un entrenador saben darle al camino andado un epílogo consecuente. El martes había que escribir sobre historia de Europa, esa que esperaba a su niño mimado con la ilusión de una temporada excelsa, pero creamos los renglones torcidos en la ida y los cuartos se fueron resbalando sobre nuestra conciencia de pena máxima.

Entre un Nasri indolente y torpe, un N'zonzi atorado y perezoso (el penalti es la mejor crónica)  un Vitolo que no se dio cuenta que el partido demandaba menos regate y más cabeza o un Sampaoli que no supo insuflar el aire agitado de sus pulmones a los jugadores, nos matamos nosotros mismos.

Y el vapor se va diluyendo semana va semana viene. Hay una empanada mental y física que debió de diluirse en el mismo momento en que se pisó suelo sevillano para transformar el desasosiego en cuatro letras marcadas en rojo sobre la cabeza de cada uno: LIGA

P.D: De paso vamos a recuperar el grito silenciado, reconvertir a una afición de cartón piedra y hacer bullir a las masas. Aprovechar el abismo que okupamos y repintarlo de historias no tan lejanas pero sí muy nuestras, de aquellas que nos repateaban el estómago hasta crearte esa úlcera de placer que sólo se apaga cuando te preguntabas... ¿y si la ganamos?


Foto de EFE. Diario de Sevilla.

sábado, 25 de febrero de 2017

R. Betis - Sevilla F.C: De todas las maneras.


                                     
                                     Los sevillistas tiraron de orgullo para llevarse otro derbi


R. Betis 1 - 2 Sevilla F.C
                       Mercado
                       Iborra

Reflexiones positivas:

- Nos debemos de quedar con la victoria, con la reacción del equipo en la segunda parte cuando comenzó a jugar como sabe. Porque en el primer tiempo no se presentó. Quedarnos una vez más con la capacidad de Sampaoli de rectificar sobre lo expuesto en el campo (¿y si en la próxima ocasión no saca esa idea desde el inicio?). 17 puntos nos han dado jugadores suplentes. Síntoma de gran plantilla.

- Le pesa el escudo ha dicho Iborra al finalizar el encuentro y otra cosa más malsonante también. Es lo que hacía falta en los primeros 45 minutos, su carácter y esa aureola de líder que se deja notar cada vez que lucha un balón, cada vez que celebra un gol. Su aparición dejó más libertad a Nasri que empezó a organizar a su ritmo y manera, Vitolo entró en acción y la entrada de Ben Yedder tiró a Jovetic a la izquierda donde tuvo más protagonismo.

- Debe ser frustrante ver como tu eterno rival te gana en cualquier circunstancia, sea esta más o menos adversa. Hoy han sido dos jugadas a balón parado, en la ida un gol de lástima de Mercado y en otras ocasiones por superioridad aplastante. De mil formas y siempre sale cara blanquirroja.

Reflexiones negativas:

- La primera mitad ha sido penosa, lamentable, impropia de un tercer clasificado, impropia de un derbi o de cualquier partido que se precie. Nos ganaron en todo: pelea, agresividad, presión (hasta 3 y 4 jugadores presionaban a Nasri) en carácter, en tensión. En todas las facetas del juego.

- Jovetic demasiado aislado pidiendo auxilio a Nasri y Mudo Vázquez (vaya partido del argentino, un banquillazo le sentaría bien) que estaban cortocircuitados por la avalancha bética, a veces ni pasábamos del centro del campo. Salimos con dudas, sin saber si defender bien y salir flechados arriba o comenzar mareando el balón hasta que cayera la ocasión por su propio peso. Niguna de las dos cosas se hiceron y cuidado porque no es la primera vez.


Foto de Antonio Pizarro. Diario de Sevilla.


Puntuaciones*
*Las puntuaciones son del 0 al 3

Rico 1

Mercado 3
Rami 2
Pareja 1
Escudero 2

N'Zonzi 2
Nasri 2
Vitolo 1
Sarabia 1

 Mudo Vázquez 0
Jovetic 1

Iborra 3
Ben Yedder 1
Correa 1




viernes, 24 de febrero de 2017

Te echo de menos


Echo de menos tu bello gesto, aquel que parecía que el cielo se acercaba a mis ojos cuando la luna me miraba de reojo. Pedir esa suerte y vivir la alegría de aquel instante infinito. Te echo de menos.

Guardo en mi recuerdo aquel sonido de tu voz que resonaba como de entre las entrañas de un infierno que no cesaba a mis pies. Te busco, te siento cerca y lejos al mismo tiempo. Echo de menos tu perfume, olerte de cerca, como si se fuera a meter en mi boca en cada grito que te pido que me quieras como yo te quiero.

Te echo de menos tanto que desde entonces las palmas de mis manos ya no son lo que eran, ya no tocan ni sienten la música que tú escuchas. Te siento tan lejos que no sé por qué estoy aún aquí, tan perdido por las calles cuando vives.

Echo tanto de menos que pase la tarde, que el sol se tropiece en primavera y que anochezca a tu vera. Salir ronco de tanto besarte con palabras soñando que toco aquello, lo vivido, fuese real. Y lo fue. Añoro sentarme en aquel largo amargo banco blanco.

El peso sobre mi espalda de las gotas de lluvia camino de tu portal. Camino del mío. Agachar la cabeza, no fue un buen día. Hoy vuelvo enfadado, pronto haremos las paces.

Quizás el tiempo haya pasado y tu piel haya cambiado pero siempre nos quedarán los recuerdos en aquel rincón de mi corazón que es el tuyo. Latiendo al ritmo que marcan tus sones. Nervioso.

Aún lloro por aquella despedida, forzosa, como quien arranca de raíz un árbol milenario de la tierra. Podré separarme de ti, pero nunca te querré como amigo.

Te echo de menos, Alta Norte.

Hoy se cumplen exactamente diez meses del último partido que viví en el Ramón Sánchez-Pizjuán como abonado. Sevilla 2, Betis 0.

Y se acerca otro derbi.

jueves, 23 de febrero de 2017

Sevilla F.C - Leicester City: Ni un respiro te deja.



                                                        Mucho dominio, poca renta


Sevilla F.C 2 - 1 Leicester
Sarabia                Vardy
Correa



Reflexiones postivas:

- La intensidad, el ritmo y el descaro del equipo de la primera parte es la línea a seguir para pasar la eliminatoria. Los laterales ofensivos, múltiples combinaciones entre Vitolo, Nasri y N'Zonzi y el continuo dinamismo de Jovetic. De esa mezcla debe salir el pase a cuartos.

- El partido en todo el primer tiempo dejó claro que Sampaoli quería cortar de raiz la conexión con Musa y Vardy y sus ataques rápidos, para ello las ayudas defensivas y N'Zonzi tenían que ocupar los espacios para imposibillitar a los ingleses el contragolpe... hasta donde llegó el físico y la relajación se consiguió.

- Parece que tanto Jovetic (otra asistencia) como Sarabia y Correa (pena del penalti) están empeñados en sacar al Sevilla del atoñadero cuando los necesita.Ya no es flor de un día. Este triángulo o segunda línea le está dando alas al equipo, están surgiendo cuando los titulares no responden. Eso es una plantilla. Porque el montenegrino se marcó ayer otro partidazo al que sólo le faltó el gol, Sarabia es una locomotora y Correa está empeñado en seguir siendo útil, su trabajo y esfuerzo se están viendo recompensados... aunque su valentía al lanzar el penalti no le hicera justicia.

- En ese triángulo de oxígeno para la plantilla hay que unir a Lenglet, joven talento que lleva toda la vida en el Sevilla, o eso parece. Su adaptación ha sido fulminante, su compenetración con los compañeros de línea ejemplar y su calidad como central se está dejando ver en cada partido. Aún le queda mucho por recorrer y por aprender, pero ayer en un partido de altura mostró solvencia y confianza. Lástima la lesión.


Reflexiones negativas:

- Lo dicho de la primera parte se podrían voltear y decirlo del segundo tiempo. La Champions no da momentos de respiros, ni te deja que cojas confianza. En parte el físico jugó una mala pasada, un resultado muy favorable que hizo que coménzaramos a tener el balón sin peligro, a dejar pasar el tiempo hasta que el rival se aburriera. Y en esos minutos que no fueron muchos, los ingleses que sólo hicieron defenderse (estilo italiano clásico) consiguieron su objetivo.

- Ayer lo vio en la grada el seleccionador brasileño pero Mariano lleva algunos partidos por debajo de su nivel, sobre todo defensivamente. Pérdidas de balón en zonas altamente peligrosas, regates sin sentido o pases demasiado arriesgados.

Foto de Antonio Pizarro. Diario de Sevilla.


Puntuaciones*
*Las puntuaciones van del 0 al 3

Rico 2

Mariano 1
Rami 2
Lenglet 3
Escudero 2

N'Zonzi 2
Sarabia 3
Vitolo 2
Correa 2

Nasri 2
Jovetic 3

Iborra 1
Carriço 1

domingo, 19 de febrero de 2017

Sevilla F.C - S.D Eibar: Victoria en el campo

                      
                                                   
                                                             Tres puntos con faena



Sevilla F.C 2 - 0 S.D Éibar
Sarabia
Vitolo


Reflexiones positivas:

- Cuando el partido se pone tonto y áspero la mejor forma de arreglarlo es ganando sin más. No hizo falta mucho fútbol: el directo que nos dio la victoria en Las Palmas y ayer abrió el marcador. Qué importante es ganar (y sufrir) cuando no es el día bueno y la mente está a otra cosa.

- Veníamos de 6 goles en contra en dos partidos (Español y Osasuna) y ahora enlazamos tres encuentros sin recibir ninguno. No cabe duda que Rico tiene mucha culpa de ello, al igual que defender con los dientes apretados.

- Por encima de todo hay que destacar al jugador revelación del mercado de invierno. Jovetic. Ayer volvió a dar una lección de dinamismo y entrega... Dos asistencias, con gran calidad en la primera y esperando hasta el último momento a Vitolo en la segunda, a sumar al currículum del montenegrino.

- El otro goleador de anoche lleva destacando desde hace tiempo. Sin hacer mucho ruido está demostrando al entrenador que puede ser un seguro de vida en el flanco izquierdo. Ayer en la segunda parte se sintió más resguardado con Escudero, pudo lanzarse al ataque sin mirar lo que dejaba atrás. Es el chico para todo, lo mismo juega a pierna cambiada, que de lateral o cayendo al centro.


Reflexiones negativas:

- Tuvimos muchísimos problemas a la hora de superar la presión del Éibar, gran rival que supo tapar espacios e incluso quitarnos la posesión. Nos obligó a sacar el balón por el flanco izquierdo donde Lenglet lo regalaba casi siempre (curiosamente el primero gol vino de una jugada que nació así) y N'Zonzi rara vez se veía auxiliado por Nasri.

- ... precisamente de Nasri debe salir gran parte del juego del equipo y ayer desapareció. Urge dar una solución organizativa cuando el francés no entra en juego.

- Qué paradoja. Tanto ruido y nadie sabe dónde estará el punto de inflexión.



Foto: Manuel Gómez. El Correo de Andalucía.


Puntuaciones*
*Las puntuaciones van del 0 al 3


Rico 2

Mercado 1
Rami 2
Lenglet 1
Sarabia 3
Escudero 2

N'Zonzi 1
Nasri 1
Mudo Vázquez 1

Jovetic 3
Ben Yedder 1

Vitolo 2
Kranevitter 1
Mariano 1

jueves, 16 de febrero de 2017

Hoy me levanté violento






Por esas cosas inexplicables de la vida hay días que uno se levanta irritado, dolido con el mundo, violento por cosas que le remuerden la conciencia y que hacen imposible que me calle.

No dejo de darle vueltas al sentido que tiene todo ese acoso que hay últimamente sobre el Sevilla F.C y lo que le rodea. Sé que la trascendencia que se le da a todo ello viene asociada a que estamos terceros, que le estamos haciendo cebaduras a los grandes y en parte (sólo en parte) es el precio que tenemos que pagar.

Pero también me resulta muy definitorio de la sociedad en la que vivimos cómo nos creemos todo lo que los medios de comunicación publican. Lo que mienten, manipulan y tergiversan para crear una imagen de algo a su medida, que cale en la gente y que se interiorice que su estereotipo ha funcionado. Y que casualidad siempre pasa con los del sur.

A ver si leeis o veis que se le de tantos minutos en las televisiones y tanta trascendencia a los altercados de Ultra Sur o a la pelea de los ultras del Athletic con los de Apoel. Parece que los únicos violentos están por aquí abajo, que los insultos nos los regalan con la entrada pero sólo en los campos de Andalucía. Los gritos lamentables a Puerta en el Calderón, los yonkis y gitanos, el Filipe Asesino del Nou Camp y un infinito etc, que nunca han llegado a pasar para la prensa capitalina.

El problema es el de quien se cree ese cliché. Esos son los que tienen la culpa de alimentarlo. Y podemos extrapolarlo a cualquier ámbito de la vida y de la sociedad: de los andaluces siempre sale la parte mala, la cateta, el cachondeo y la fiesta (y nosotros contribuimos también a que se potencie).

Llevamos años siguiendo el fúbol, leyendo barbaridades de gente que habla sin saber, tragándonos sapos y culebras. No somos nuevos en esto joder. ¿Vamos a dejar que un grupo de periodistas nos trate como a muñecos de trapo y venda una imagen nuestra que no se asemeja a la realidad? ¿Vamos a estar impasibles ante los que nos tachan de violentos cuando su vecino de al lado tiene un currículum delictivo que apesta? ¿Vamos a defender lo nuestro a muerte y unirnos todos por el Sevilla FC y para el Sevilla F.C?


Foto de UESyndication

lunes, 13 de febrero de 2017

U.D Las Palmas - Sevilla F.C: Finalizando.



                                                          Volvió a la victoria donde nadie lo hizo.



U.D Las Palmas 0 - 1 Sevilla F.C
                                  Correa.



Reflexiones positivas:

 - Una de las mejores cosas que ha traído la victoria es cortar de raíz una mini crisis que se avecinaba si no hubiéramos ganado. Con otro tipo de juego al acostumbrado, más directo. Los puntos valen lo mismo y la sensación sigue siendo la de un equipo que no da nunca la espalda al partido. 13 goles llevamos ya en los últimos 10 minutos.

- Sergio Rico volvió a ser providencial. En el inicio le paró un mano a mano a Jessé y en la segunda parte hizo otras dos paradas que le dieron alas al equipo, también se equivocó a la hora de darle salida al balón pero el balance de ayer y de la temporada se inclina mucho más hacia la zona de los aciertos.

- Clave Iborra y Correa, el primero porque pareció que su entrada al campo secó por momentos el juego de Las Palmas, dio un pase a Ben Yedder que no supo aprovechar el francés y luego asistió a Correa que sigue dispuesto a ser ese jugador número 12 ó 13 que use Sampaoli para los días en los que el equipo se espese.

- Sin duda el míster tiene mucho que decir en la victoria, como casi siempre supo leer el partido en su recta final. Sacó del campo a un desubicado N' Zonzi y dio entrada al músculo de Iborra, al gol de Correa y a Jovetic que tuvo en sus botas el 0 -2.

- Lenglet y Kranevitter: Sin hacer mucho ruido fueron de los más destacados del encuentro. El central por saber tener la templanza e intentar siempre sacar el balón con sentido en una defensa poco habitual que le obligaba a tener ojos en la nuca. El argentino sirvió de guardaespaldas de N'Zonzi, aunque en cierto sentido le robó su espacio, fue de gran ayuda a los centrales para defenderse de las acometidas canarias.


Reflexiones negativas:

- No supimos encontrarle el ritmo al partido, con el paso pausado de Nasri y Mudo Vázquez era muy díficil sorprender al rival. Estuvimos demasiado lentos en la construcción en parte porque N'Zonzi jugó unos metros más hacia delante y no se encontró en ningún momento.

- Todo ello hizo que Las Palmas nos quitará el balón y mandara en el partido a través de posesiones largas, capitaneadas por un Roque Mesa que se marcó un partidazo, no supimos llevar la iniciativa del juego estando a expensas de nuestras contras o del pase largo que dio como resultado el gol.

- Las bandas, sobre todo en el primer tiempo, se vieron sobrepasadas. Sarabia sufría mucho con Halilovic y Mariano con Jessé. Hasta bien entrado el segundo tiempo no supieron quitarse las bridas defensivas y mostraron el potencial acostumbrado.


Foto de EFE.  Diario de Sevilla.


Puntuaciones*
* Las puntuaciones van del 0 al 3

Sergio Rico 3

Mariano 1
Mercado 2
Lenglet 2
Sarabia 1

Kranevitter 2
N'Zonzi 1
Vitolo 2
Mudo Vázquez 1

Nasri 1
Ben Yedder 1

Iborra 3
Correa 3
Jovetic 1

viernes, 3 de febrero de 2017

Volver a jugar once contra once

La Peña Biri-Biri se fundó en 1975. Su nombre cambió a Brigadas Biris Norte y finalmente Biris Norte (BN).

Hablaré desde mi ignorancia: En cuarenta y dos años en la vida de una persona da tiempo a construir una vida. Crecer, estudiar, trabajar, independizarse, casarse, tener hijos... O cada uno que la emprenda a su manera o en el orden que quiera. Pero cuarenta y dos años en el fútbol, que con tanta inmediatez y con tanta memoria vive, es una eternidad. Parecen haber pasado una década por año y un año por mes. Y todo del revés.

Lo fácil del tema, que todos habéis conocido mejor o peor, es decir que lo que hay que hacer es que se expulse a los Biris violentos y que se queden los que sólo van a cantar. Claro. Que la solución es que no vuelvan a entrar en un estadio de fútbol, pero que los chavales que no hacen nada malo se queden. Claro.

Y realmente, sobre el papel, lo lógico es eso. Pero no es tan fácil como la gente alardea en la barra de un bar, que es donde se solucionan todos los problemas de este país. Estamos hablando de un colectivo que vive en un mundo en zigzag que toca o no, el camino del fútbol como tal.

Quien sepa todo lo bueno que da Biris Norte, acepta lo malo que tengan. El problema es que desde fuera saben que la parte más rígida y al mismo tiempo más frágil del Sevilla FC es lo único que nadie puede comprar. Saben desde Madrid que somos unos incorregibles que vamos a contracorriente del sistema. Que nos gusta ser señalados. Nos pone el papel de antagonista. No pone mucho ser los malos del cuento. Y saben que vamos todos a una con nuestro "grupo de animación" como ahora lo están llamando en esas falsas gradas jóvenes.

Con mi corta entendedera, la solución por parte del club a todo esto pasa por refundar de manera oficial la Peña Biri-Biri, registrarse en la Federación de Peñas Sevillistas y seguidamente se incluyan los responsables de la animación en el Libro de Registro de seguidores de la Entidad. Seguramente a los sectores de la grada baja de Gol Norte se le catalogaría como grupo de animación y una parte reservada sólo a jóvenes.

Históricamente Biris Norte han dado al Sevilla mucho más de lo que le ha quitado. Cuando se mancha la imagen de un club es también cuando a sus dirigentes trabajadores les acusan de delitos y faltas, o cuando son encarcelados. No sólo cuando quince violentos se pelean en un bar para mostrar respeto entre grupos que más que al fútbol guardan más relación con bandas callejeras.

La imagen del club no la ensucia sólo su afición, también la ensucian los jugadores que se han arrastrado por los campos de fútbol de primera y que nos llevaron a segunda. También la ensuciaban los dirigentes que muestran una actitud prepotente y barriobajera.

Un club como el Sevilla, uno de los más grandes de España (y cada cual que suba o baje el listón cuantitativo como quiera) es lo que es gracias a su afición y, como en toda sociedad, existirán mangantes, violentos, cornudos o infieles, imbéciles, graciosetes, desagradables, borrachos y porretas. Existirán padres y madres ejemplares, estudiantes universitarios y también los que no aprueban ni el recreo. También están los etcéteras y los menos etcéteras.

Para amar a una ciudad, hay que amar primero sus defectos, ¿o Sevilla sólo no son sus barrios marginales?. Para querer al Sevilla FC y su afición, también. ¿O sólo nos queremos porque animamos todos a una cuando nos venimos arriba, engorilados? ¿Y a los Biris porque pinten tifos y salgan roncos?

Hay que hacer un ejercicio de autocrítica en todo esto. Hay que erradicar la violencia, por supuesto. No seré yo quien defienda el "papelón" de algunos (aún le están dando las gracias los responsables de la cadena hostelera por tanta publicidad gratuita). No seré yo quien quede con nadie para darme de tortas. No seré yo quien incite a nadie a pelearse conmigo ni con otros.

Llevamos cuarenta y dos años jugando doce contra once. Supongo que ese duodécimo jugador algo habrá hecho en todos estos logros de los que tanto alardeamos (afición y directiva). Supongo que algún gol que otro habrán metido los Biris. Y por eso me quedo con ellos, con lo bueno siempre. En la calle, el que sea un Golfo, que se vaya con su Reina.

Que quede claro, queremos a los violentos lejos del Sánchez-Pizjuán. Aunque dicho sea de paso, que yo recuerde no es que hayan ocurrido en los últimos años (no os vayáis mucho más allá) episodios violentos en los aledaños del estadio. Y al margen de esa "violencia verbal" puntual (que según dicen los expertos es el preámbulo a que te den una puñalada...) la afición sevillista es ejemplar. No lo digo yo, lo dice la UEFA.

Desde mi punto de vista, Biris Norte forman parte del Sevilla FC al igual que su escudo -sus escudos-, sus colores, su estadio, su himno -sus himnos-, su bandera, su nombre o su ciudad. Es un símbolo más, aunque esté vivo. Forma parte importante de su historia. No pueden desaparecer y no van a desaparecer.

A todo esto, por si no nos habíamos enterado... el domingo a las 12:00 hay un partido de fútbol contra no sé quién, a ver si lo miro.

miércoles, 1 de febrero de 2017

No tiene solución.



Este artículo iba a titularse "mala leche" que es exactamente el estado que se le queda a uno cuando ve cómo se echa a perder un partido por una decisión arbitral errónea, primero porque no fue penalti y segundo porque la norma penalti-expulsión al parecer no existe y queda al criterio del árbitro que es como decir depende del escudo.

Habría que estar en las mentes obtusas que manejan los medios, el estamento arbitral, la LFP, etc. para saber en qué momento uno tiene que dejar de molestar, no despistar a los adultos que hablan de cosas de mayores y seguir con tus juguetitos de 4º clasificado.

Y sí, en otras ocasiones hemos sido beneficiados por justicia poética o por eso que llaman ley del fútbol, pero el tema que sobrevuela Nervión es, cómo es posible que en unos cuantos meses se unan: amenazas de cierre, más multas por insultos, la bandera de Pamplona, la paliza a sevillistas en Barcelona y lo del domingo, todo ello untado con mentiras, descalificaciones, faltas de respeto y una caterva de menosprecios que dudo que se las hicieran a los del norte.

Pero nosotros siempre fuimos muy de ir contra el sistema (los aficionados, porque los dirigentes siguen votando a Tebas, que es como elegir al zorro para que cuide las ovejas) y ahora que Sampaoli es de Podemos nos hemos metido en la cabeza el importunar lo más posible y sacar de quicio al monstruo de presupuestos estratosféricos y estos son los daños colaterales: mala fama y odio.

Aunque mucho cuidado con todo esto, porque puede llegar el día en que nos engullan los fantasmas de la conspiración y veamos expulsiones donde hay fallos defensivos (6 goles hemos recibido entre Osasuna y Espanyol) o penaltis inexistentes donde hay falta de pegada.

Haríamos bien en equilibrarlo todo, sosegarnos y seguir escribiendo otra página histórica. Luchar contra los elementos te hace más fuerte, defender lo tuyo más orgulloso, saber hacer autocrítica es lo que te hace invencible.

Y para finalizar aviso, porque todo aquel que ha jugado con nuestro sevillismo ha salido ardiendo, achicharrado de no poder hundir un sentimiento, una debilidad que nos hace humanos pero que nos convierte en fanáticos de lo nuestro, en ultras de nuestra herencia, en capitanes de la sangre que arde por los arrecifes del cuerpo cada vez que te vemos, eso sí que no tiene solución.


Foto EFE. Alberto Estévez. El correo de Andalucía.

jueves, 26 de enero de 2017

El sevillismo de las primaveras

El Sevilla FC realiza la mejor primera vuelta de su historia. 

Hemos vuelto a escribir un hito, con letras de oro sobre campo de plata. La ilusión que uno siente, de aquello que queda por venir. Lo que aún no hemos vivido, lo que creemos posible porque dejamos de creer en los mitos.

El sol que se viene a dar calor, que se asoma por Nervión, como un ojo futbolero que quiere mirar cómo juegan los de blanco y rojo. Las nubes que desaparecen aunque desde muchos medios de comunicación las impongan. Inestabilidad, que dicen en sus partes meteorológicos, señalando a los del norte (tribuna baja).

Somos como una cadena humana pero sin cadenas. Somos como un niño en una eterna mañana de Reyes. El porvenir -el devenir- de los actos. El todos a una y brindemos en la Puerta de Jerez ¿quién sabe? Pobre del que quiera robarnos la ilusión.

Los medios no importan. El sol, la manga corta. Nosotros a lo nuestro, nosotros a ganar. La bufanda de adorno, en la muñeca reliá. Busquemos tu mirada, Nereida. Vivimos en la espera más sevillana, pronto empezarán de nuevo los meses que resumen nuestras vidas.

¡Ay, el sevillismo de las primaveras!

martes, 24 de enero de 2017

Osasuna - Sevilla F.C: Oficio y ambición


                                                        Sin alardes pero con pegada                                                


Osasuna 3 - 4 Sevilla F.C
                        Iborra (2)
                        Mudo Vázquez
                        Sarabia


Reflexiones positivas:
 - Sin hacer un gran partido, imposible por el estado del céped entre otras cosas, el equipo supo sacar adelante el encuentro con más oficio y tesón que juego y eso es un síntoma de grandeza y ambición sin límites.
 - Como nombres propios, sin duda Sergio Rico, dos paradones suyos (con 1-0 y con 1-1) salvaron un partido que se estaba tiñendo de negro, una vez más el canterano está en su sitio, sin alzar la voz ya nos lleva ganados muchos puntos.
- De nuevo Iborra, el gran capitán, se rehizo de su gol en propio meta para sacar el carácter ganador que lo lleva inflado en las venas. Sigue siendo el mejor 9 que tenemos, cuando se suelta al ataque parece que tira de una cuerda al equipo para que avancen con él.
 - Jovetic ha caído de pie en Sevilla, dos goles ante el Madrid y un partido de luchador nato, fue el que revitalizó el fútbol ofensivo del Sevilla cuando más falta hacía, su actitud y su templanza en el primer gol son dignos de alabar en un futbolista que lleva una semana aquí.
- Sarabia. 5 goles lleva ya el madrileño. Sus aportaciones desde el banquillo siguen siendo claves, no sólo a la hora de mirar a portería, sino también con el peligro que tiene a balón parado y  por la manera de dejar su huella cada vez que sale. Jugador número 12 para Sampaoli.
- Por último Ben Yedder, no marcó, pero su trabajo constante, su insistencia y su pelea bien merecen un reconocimiento. Los delanteros viven de sus goles, pero cuando no llegan hay que saber valorar el esfuerzo sin ellos. 
- El entrenador volvió a dejar su impronta de ganador. Sarabia por Mercado. Había que ganar en un campo difícil y más después de la sobredosis de azúcar... y se ganó. Temporada histórica la que llevamos hasta el momento. Y de eso el técnico argentino y Lillo tienen gran culpa.

Reflexiones negativas:
- Sobre todo en la primera parte faltó intensidad. El sevilla no se enteró de que iba el partido hasta casi el final del primer tiempo. Vivía de alguna contra que llevaban Jovetic o Ben Yedder pero con poco convencimiento, mientras que otras veces se intentaba atacar de una manera directa que no funcionó. El Osasuna ganaba casi todos los cuerpo a cuerpo, no supimos imponernos lo suficiente para dejar claro desde el inicio quién era el segundo clasificado.
- Rami no tuvo su día. El primer gol rojillo es un error grave al dejar centrar al área por tal de evitar el córner, luego tuvo problemas de colocación y un tanto de pasividad.
- Sin Nasri costó mucho que el balón saliera de atrás con un mínimo de sentido, se hacía de manera irregular, inconstante, sin nadie que puediera hacer la función del francés, ni N' Zonzi ni Iborra supieron hacer circular el balón en gran parte del partido... aunque en la segunda parte mejoró tras el empate, sigue siendo una asignatura a tratar cuando falte el mago francés.


Foto de EFE. Diario de Sevilla.


Puntuaciones*
*Las puntuaciones van del 0 al 3

Rico 3

Mariano 1
Mercado 1
Rami 1
Pareja 2
Escudero 1

Iborra 3
N' Zonzi 2
Jovetic 2

Mudo Vázquez 2
Ben Yedder 2

Sarabia 2
Correa 1
Kranevitter s.c

lunes, 16 de enero de 2017

Como dos Ramos de flores


Comienza la semana desde el segundo puesto de una Liga que desde Barcelona ya ven más cerca gracias a su equipo cantera favorito como es el Sevilla, tiene huevos también leer la prensa catalana.

En Madrid el cielo amaneció seguramente más nublado, por la contaminación, porque hoy toca que las matrículas pares se queden en casa. Los que lleven el cuatro en la espalda, más si cabe.

Pero en Sevilla despertó la mañana como si la hubiera pintado un niño chico en clase de plástica. Para pegarla con un imán en la puerta del frigorífico.

Las sintonías de los programas de deportes en televisión suenan más poéticas porque uno los afronta con esa medio sonrisa que da remontarle al líder del fútbol español como más duele. Los de los últimos minutos somos nosotros, muchachos. Dicen que nunca se rinde.

El de anoche fue un partido equilibrado, muy lejos de la locura que fue el del jueves. Los sevillistas queríamos ganar ayer y la semana se nos había puesto calentita siendo el centro de atención. Al final ayer el fútbol fue, como el jueves, lo de menos: el que marque gana, o no.

El Madrid se adelantó, de penalti, cómo no... (tres penaltis en tres partidos, uno por encuentro y ninguno claro). Y cuando ya el tiempo se derramaba por el marcador de Gol Sur como aquel reloj de Dalí y los tres puntos, de todo menos brillantes, se iban envueltos en las entradas de setenta euros que habían apoquinado por cabeza los foráneos (y catetos)... el Sevilla hizo lo que mejor sabe: dar 'por saco' a media España y a tomar por culo el Chiringuito.

¡Ay, Sevilla!

En aquel inolvidable Euroderbi, tras la tanda de penaltis y el fallo de Nono (¿Qué fue de Nono, por cierto?), nuestro capitán croata, ese al que se le trata como dios y no ha mamado sevillismo, dijo que parecía que había sido escrito por un guionista de Hollywood.

La semana que terminó con el partidazo no ha sido escrita por alguien terrenal. Pero en el Sevilla existe ese algo místico que dice que antes o después terminas pasando por el aro del "te lo dije, mamona". Aunque sea en forma de gol en propia puerta de alguien que le gusta tanto un micrófono para hablar de la grada rival como a Jovetic marcarle al Madrid.

El Sevilla ayer ganó con dos goles como dos Ramos de flores y una cinta que ponía: "Tu afición no te olvida".

sábado, 14 de enero de 2017

Sevilla F.C - R. Madrid: El fantasma del domingo





Desaparece mucho en los últimos años. No sabes cuándo ni dónde te lo puedes encontrar porque apenas interesa a una mayoría mediática y fanática.

Cuando en ocasiones lo ves, te absorbe, te asusta o te disgusta a partes iguales. Apenas recoje titulares, se adivina de vez en vez en las tertulias y disimula su vejez con botox rellenos sin neuronas.

Ocasiona avalanchas, recicla jugadores denostados y a entrenadores mediocres los hunde sin descanso en el cementerio de los goles en descuento.

Se llama fútbol... Y aunque para algunos sea lo de menos, mañana aparecerá por Nervión y tiene pinta que se quedarà toda la noche.

Foto de UESyndication. Estadio Deportivo